La orquesta sinfónica: instrumentos principales

La orquesta sinfónica: instrumentos principales

Una orquesta sinfónica es el conjunto de músicos e instrumentistas que interpretan obras musicales siguiendo las pautas de un director. Aunque ya te hablamos del origen de la orquesta sinfónica, no te comentamos cuáles eran los instrumentos principales que la componen. Por ello, hoy queremos hablarte un poco más sobre esto, con el objetivo de que puedas conocer de principio a fin en qué consiste una orquesta sinfónica.

Una orquesta sinfónica está formada de cuatro grupos proporcionales de instrumentos musicales. A continuación, te detallamos en qué consiste cada uno de ellos, aunque el número de instrumentos no es exacto, ya que puede variar dependiendo de la obra a interpretar.

  1. VIENTO-MADERA. Esta agrupación se compone de 2 o 3 flautas, 2 o 3 oboes, 2 o 3 clarinetes, 1 flautín, 1 clarinete bajo, 2 fagots y 1 contrafagot. El clarinete, el contrafagot y los saxofones también dependerán de la obra concreta.
  2. VIENTO-METAL. El número de instrumentos de este tipo suele ser de 2 a 5 trompetas, de 2 a 6 trompas, 2 o 3 trombones tenores, 1 o 2 trombones bajos y 1 tuba.
  3. PERCUSIÓN. La percusión en una orquesta sinfónica no es un grupo cerrado sino que depende muchísimo de la obra a interpretar. Uno de los instrumentos más esenciales son los timbales, a los que después se le pueden sumar los platillos, las campanas, el tambor, el gong, la marimba y el xilófono.
  4. CUERDAS. En concreto, este subgrupo está formado de unos 18 violines primeros, unos 15 violines segundos, de 8 a 12 violas, de 8 a 12 violonchelos, de 5 a 9 contrabajos y arpa o piano (estos últimos si la obra lo requiere, no siempre).

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X